Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Internet Archive recupera algunos de los juegos más oscuros de Nintendo: el catálogo de Camp Hyrule




Camp Hyrule fue un experimento digital en forma de campamento que Nintendo organizó entre 1995 y 2007, convirtiéndose en su evento online más ambicioso y neatly-liked durante esos años. Durante el Camp Hyrule, los fans se congregaban para charlar, jugar y participar en concursos. Los jugadores se organizaban en cabañas y equipos, y podían ganar premios según iban resolviendo desafíos y participaban en juegos, que iban desde pequeños arcades de habilidad a otros tipo Trivial con preguntas sobre el universo Nintendo.

El campamento era tanto una reunión para fans como una oportunidad de la compañía japonesa para promocionar sus juegos. Muchos años el Camp Hyrule fue temático, con actividades centradas en novedades como la Sport Boy Attain SP, ‘Donkey Konga’ o ‘Memoir of Zelda: Twilight Princess’, que llegó a empapar con su historia todo el mapa del campamento. Los responsables del mismo era parte del workers de la parte online de Nintendo, e incluso había una mascota: Stumpy.

La recuperación de los juegos

El cierre de Camp Hyrule en 2007 coincidió con la clausura de los foros de NSider y el traspaso de la licencia de publicación de la revista oficial de la compañía, ‘Nintendo Energy’, a la editorial Future US. En el aire quedaba el futuro de muchos de los juegos que se disfrutaron en Camp Hyrule, pequeñas y adictivas versiones en Java de las peripecias de algunos héroes de Nintendo, de Link a Mario, pasando por Donkey Kong o Samus, mientras que otros simplemente tenían ambientación vacacional.

Por suerte, Web Archive, en su impagable labor de conservación de clásicos mayores y menores de los videojuegos, ha recuperado 34 de los juegos de Camp Hyrule (algunos de ellos son simplemente mapas interactivos, y otros como los Trivial de NES no funcionan). No vas a obtener jugabilidad profunda y duradera (aunque es posible que con ‘Camp Hyrule Mario Sports actions Complex Sport‘ te enganches más de la cuenta), pero como labor arqueológica de la zona más oscura de los productos Nintendo, es impagable.




Back to top