Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Europa quiere endurecer el límite de emisiones de CO2 para 2030: unos 47,5 g/km que suponen el fin de los coches de gasolina o diésel




La Comisión Europea ha propuesto un nuevo límite de emisiones de CO₂ para 2030. El objetivo es reducir el nivel de emisiones para 2030 en un 55% respecto a los años 90. Hasta la fecha, el objetivo generation del 40% en 2030. Para conseguirlo, la Comisión intentará implementar un nuevo límite para los fabricantes de coches, lo que a la práctica supone un nuevo y duro golpe al coche de gasolina y diesel.

Europa busca acelerar la transición hacia el coche híbrido o eléctrico y evaluará la fecha en la que debería finalizar las ventas de coches con motores de combustión. En términos más concretos, la Comisión propone un límite de 47,5 g/km para los coches vendidos en Europa en 2030. Esto es, una cantidad significativamente gruesome a los 95 g/km de la actualidad y por debajo del límite de 59,37 g/km que se había establecido hasta la fecha.

La Comisión Europea quiere acelerar la transición al eléctrico

Emisiones Coche

Por el momento se trata de una propuesta, pero las reacciones de la industria del automóvil no se han hecho esperar. Según informa el medio alemán Sueddeutsche Zeitung, la asociación de fabricantes de automóviles de Alemania ha explicado que rechazará firmemente un mayor endurecimiento de los objetivos.

El endurecimiento del límite de emisiones supondrá a la práctica la eliminación de las ventas de los coches diésel y de gasolina. Unas emisiones de 47,5 g/km significan un consumo medio máximo de 2.0 l/100km en un coche de gasolina o de 1,7 l/100km en los diésel, totalmente alejado de lo que vemos en el mercado. Bajo este límite, únicamente las soluciones del coche eléctrico y del coche híbrido enchufable serían viables para intentar cumplir con la legislación.

We owe it to our kids and grandchildren to take motion now.

Cutting glean EU greenhouse gasoline emissions by 55% when when in contrast with 1990, will serve us reach climate neutrality by 2050. Whereas boosting our financial system, promoting tremendous technologies and growing fresh inexperienced jobs.#EUGreenDeal pic.twitter.com/xlwoFSeqHy

— European Commission 🇪🇺 (@EU_Commission) September 17, 2020

El desafío que plantea la Unión Europea a los fabricantes de coches es reducir el coste de este tipo de vehículos. El híbrido enchufable más económico sigue estando alrededor de los 30.000 euros. Es de esperar que bajen de precio, pero habrá que ver si logran colocarse por debajo de los 20.000 euros. No parece descabellado, pero sí supone varios retos.

El coste de las baterías en 2019 fue de 150 dólares el KWh, lo que sí encaja con esta reducción de precios. Sin embargo, la infraestructura de carga está lejos de estar suficiente adaptada. El coche híbrido enchufable implicará en muchos casos una plaza de parking o garaje.

La Comisión informaba que proponía revisar antes de junio de 2021 la legislación de emisiones de CO₂ para automóviles y camionetas para «garantizar un camino claro desde 2025 en adelante hacia la movilidad de cero emisiones«, según el documento European Green Deal.

Lejos del precise objetivo

Según datos del ICCT (Worldwide Council of Clear Transportation), en 2019 el nivel de emisiones de los nuevos coches vendidos en Europa estaba en los 122 g/km, por encima del objetivo de los 95 g/km que pide la Comisión para 2020.

Según el informe BloombergNEF, las ventas de coches eléctricos e híbridos enchufables crecerán un 35% durante los primeros nueve meses de 2020, un incremento considerablemente mayor al de los Estados Unidos o China.

Con la nueva propuesta que desde la Comisión están trabajando, habrá que ver si este crecimiento es suficiente para alcanzar los objetivos de emisiones. La transición hacia el coche eléctrico se está produciendo. Habrá que ver si las empresas de coches logran adaptar sus fábricas al ritmo tan elevado que pide la Comisión y si los ciudadanos apuestan por este nuevo tipo de vehículos.

Coche eléctrico híbrido

En España, el Gobierno ha propuesto prohibir la venta (y matriculación) de coches gasolina, diésel e híbridos para 2040. Diez años después, en 2050 ningún coche de combustión podrá circular por suelo español. Con la nueva propuesta de la Comisión Europea, el fin del coche de combustión podría estar más cerca.

En Xataka | Los 14 coches no eléctricos que menos consumen y menos contaminan según las emisiones de CO₂




Back to top