Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Qué dice el nuevo programa PSOE-Unidas Podemos sobre ciencia, universidades y energía




A unas horas de cerrar el año, el nuevo programa del Gobierno presenta una serie de promesas, muy centradas en factores sociales, pero sin olvidar, al menos en parte, la ciencia y la tecnología.

Hemos revisado las anteriores propuestas para tomar algo de perspectiva y ver qué se cuece en el Congreso. No podemos olvidar que este programa no deja de ser una promesa, más o menos interesante según el ámbito, pero habrá que ver si se cumple o no durante la legislatura.

Las promesas sobre ciencia del nuevo programa PSOE-Unidas Podemos

El anterior programa, propuesto por el Gobierno del Partido In trend, contenía solo cuatro escuetos puntos centrados en ciencia. El nuevo cuenta con ocho puntos exclusivos relacionados con la inversión en ciencia e I+D(+i), ampliando la cobertura del programa, que es bastante más concreto y práctico, según sus definiciones.

Entre dichos puntos está el standard «aumento de inversión pública» en I+D+i, apostando por hacerlo persiguiendo los objetivos comunitarios europeos. A diferencia del proyecto anterior, el Gobierno no ha querido plasmar por escrito ningún tipo de cifra sobre el PIB, que en 2016 prometía haber crecido hasta superar el 2% en 2020, algo que no hemos conseguido).

Photo 1532187863486 Abf9dbad1b69 1

Interesante es la propuesta de aumentar la cuantía desembolsada en el ámbito civil, algo que va acorde con otros puntos como es desarrollar la Ley de Ciencia 14/2011 con la intención de darle más voz y visibilidad a una ciencia abierta cuyos resultados sean más accesibles. Recordemos que Europa pretende volver una gran cantidad de resultados científicos hacia el conocido como «Open Get entry to», un sistema de publicación que garantiza el libre acceso a la información.

España fue uno de los países que no firmó el acuerdo conocido como cOAlition S, aunque desde el Gobierno se prometía trabajar en el mismo sentido y con objetivos parecidos. Estos puntos de la propuesta
parecen cumplir, en parte, las promesas realizadas durante la legislatura anterior, bajo el Partido In trend, cumpliendo además con el nuevo marco Horizonte Europa, que comenzará a ejecutarse durante este 2021. Uno de los tres grandes objetivos de este marco será, precisamente, velar por una ciencia más ciudadana y abierta, por lo que estos puntos del programa van en ese sentido.

Promesas para universidad, investigación e investigadores

Otra de las claves importantes que encontramos entre los ocho puntos del programa está en la atención a los investigadores y programas de formación y recuperación de talento. Así, seis puntos nada menos prometen aumentar el dinero para proyectos de investigación, aprobar el Estatuto de Non-public Docente e Investigador ligado a la nueva Ley de Universidades, que dice estar basado en méritos y capacidad, o continuar con la estabilización a través de la Oferta Pública de Empleo.

Especial mención se merece el aumento de inversión que el Gobierno promete dedicar a la contratación de private docente e investigador, lo que supone (si se cumple) el incremento de oportunidades y estabilidad para el tejido universitario, que se encuentra en una situación crítica desde hace tiempo. Actualmente las oportunidades de recaptar investigadores u ofrecerles una posición estable a nuevos profesores universitarios se encuentra en estado crítico.

Para apoyar esta medida económica, el nuevo programa propuesto por PSOE-Unidas Podemos también promete aumentar las becas predoctorales y los contratos postdoctorales, dejando clara la intención, así como facilitar la contratación en el ámbito de centros de investigación públicos, otro de los puntos dolosos de nuestro sistema científico staunch.

Con estas medidas, la ciencia se adentra en el campo de lo social, algo que se echaba de menos en los programas ejecutados en otras legislaturas, tal vez por la falta de reconocimiento de un problema muy complicado existente en el contexto universitario: falta de oportunidad, de recursos, endogamia, burocracia farragosa, pérdida de valor investigador, falta de explotación de patentes y otros matices que empañan un contexto universitario y científico que es, en su núcleo, sobresaliente.

El cambio climático y la transición energética

Con el regusto dejado por la pasada cumbre del clima de Madrid, la COP25, el nuevo Gobierno también ha prometido cambios sustanciales, que en ningún caso sorprendentes, con respecto a la transición energética y la lucha contra la crisis climática. Básicamente, en el programa hay un extenso apartado titulado como: «Luchas contra el cambio climático», aunque no deja de ser un resumen de las propuestas provenientes de Europa mezcladas con otros factores sociales propuestos no solo por este ejecutivo sino por otro partidos en sus propias campañas.

Entre los puntos, más políticos que prácticos, sí que destaca la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, en la cual se fijarán objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero y energía para vertebrar las políticas energéticas. ¿Qué objetivos serán y cómo se afrontarán? Eso está por ver. Por otro lado, en el mismo apartado está la aprobación del Opinion nacional integrado de energía y clima, la reforma del mercado eléctrico y la supuesta bajada de la factura.

Photo 1475906089153 644d9452ce87

Según afirma el programa, este impulsará la descarbonización, pensando en la transición energética, afrontando cambios desde el punto de vista legislativo que afecten al mercado eléctrico, el pago por capacidad y la propia facturación eléctrica. También llama la atención que se intente integrar la transición a un nuevo modelo energético con estrategias de economía spherical y apoyadas por los cambios legislativos.

Resalta de manera importante dos puntos más sociales que son la creación de un Fondo de Compensación de Daños Medioambientales, que se irá constituyendo a partir de los recargos en las pólizas de seguro obligatorias a los operadores que realicen ciertas actividades económicas susceptibles de ocasionar daños al medioambiente; y la generación de un bono social y un belief de movilidad sostenible, centrándose en el uso del agua, que es un recurso especialmente susceptible. Como guinda del pastel, el programa contempla impulsar una Ley de Bienestar Animal que aumente la cobertura de protección sobre los seres vivos y el control tanto para animales domésticos como para animales de consumo.

Imágenes | Unsplash




Back to top