Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Sensorización y accidentes




IMAGE: Apple

La incorporación de un algoritmo de detección de caídas mediante la lectura del acelerómetro en el Apple Uncover se anunció como una prestación muy interesante para personas mayores y para practicantes de determinados deportes como ciclismo, alpinismo y algunos otros. Su funcionamiento es relativamente easy: cuando el acelerómetro detecta un patrón de movimiento que puede corresponderse con una caída, el dispositivo hace sonar una alarma, y permite al usuario, si está consciente y puede moverse, desactivar una alarma que, tras un minuto, conecta con los servicios de emergencia y con los contactos señalados para esos casos, y alerta de la incidencia y de la localización del presunto accidente. Son varios los casos en los que esta prestación ha ayudado a usuarios en distintas circunstancias, e incluso se ha abierto una discusión real sobre sus problemas en caso de que tengas una caída en tu domicilio y los servicios de emergencia, al estar autorizados a entrar en ella sin una orden de registro en esas circunstancias, encuentran algo que te pueda incriminar en algún delito.

Ahora, Google presenta una prestación the same para accidentes de tráfico, una app incorporada a sus smartphone Pixel que utiliza varios sensores para tratar de detectar un impacto, y en caso de tener lugar, hace también sonar una alarma y permite al usuario informar de si está bien, o, en caso de no detectarse ninguna interacción, alerta a los servicios de emergencia.

Los dispositivos que llevamos encima habitualmente poseen sensores capaces de detectar circunstancias de este tipo. A partir de aquí, diseñar formas de utilizar esos sensores para detectar determinados tipos de problemas o facilitar un protocolo de actuación en caso de tener lugar esos problemas es simplemente una cuestión de creatividad de los desarrolladores. La última versión del sistema operativo del Apple Uncover incorpora una alerta para exposición a niveles de ruido excesivos, por ejemplo, que funciona de manera muy fiable. Uber acaba de probar una opción que permite a una persona grabar el audio durante su viaje si por alguna circunstancia se siente insegura durante el mismo, convirtiendo así el smartphone no solo en la herramienta que permite solicitar el servicio y geolocalizar al viajero, sino también en un dispositivo capaz de proporcionar cierto nivel de seguridad. Existen, de hecho, numerosas apps de diversos tipos pensadas para ofrecer cierto nivel de seguridad y monitorización a personas cuando están expuestas a entornos potencialmente peligrosos.

Cada vez más aparatos permiten el uso de sus sensores para prestaciones de este tipo, posibilitando por un lado funciones que pueden ser muy útiles – o incluso, llevado al extremo, cuestión de vida o muerte en determinados casos – pero que también pueden llegar a resultar confusas o incómodas en otros. Como tendencia, es seguro que veremos este tipo de prestaciones pensadas para no ser utilizadas más que en casos muy señalados incorporadas en nuestros dispositivos cada vez más. Y como ocurre siempre en el desarrollo tecnológico, la clave está en entender lo que son, cómo funcionan, saber si están presentes y activadas o no en los dispositivos que utilizamos o que utilizan las personas de nuestro entorno, cómo actuar si recibimos una notificación, y entender también sus limitaciones: podemos confiar en ellos para algunas cuestiones, pero seguramente no para todas, como es el caso de caídas no necesariamente tan fuertes como para activar el dispositivo, pero que a determinadas edades, pueden resultar en problemas. Si estimamos que alguna prestación de ese tipo puede llegar a ser interesante en nuestro caso, debemos no solo limitarnos a leer el artículo en el que anuncian su disponibilidad y sentirnos ya seguros, sino llevar a cabo un cierto análisis de la misma, si está activada, cómo funciona, e incluso cómo suena. Tengamos en cuenta que el momento de una hipotética emergencia no suele ser el más adecuado para familiarizarse con su uso. Y a partir de aquí, a esperar tener que utilizarlo lo menos posible…


This submit is additionally readily in the market in English on my Medium net page, «Non-public security apps: learn the system they work sooner than you’ll need to bid them«





Back to top