Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Dos semanas con el Huawei Watch GT2 y os cuento mi experiencia




El Huawei Stumble on GT2 aún no ha llegado a las tiendas, pero ya he podido probarlo bastante. Lo he tenido en la muñeca dos semanas seguidas, y no me lo he quitado ni para dormir, para poder probar el sistema de monitorización de sueño al máximo.

En el vídeo que tenéis arriba os muestro sus funciones, su sistema de navegación y su integración con el móvil, y en la internet de Huawei tenéis todas sus especificaciones técnicas, y más fotos, tanto del modelo de 46 mm como el de 42 mm.

watch gt2

Saliendo de la explicación objetiva del vídeo y de las especificaciones de la internet, vamos ahora a la experiencia:

– Es un diseño muy elegante, y es muy cómodo, por lo que en muchas ocasiones se olvida uno que lo lleva puesto. Es ligero.

– El monitoreo de pulsaciones cardíacas es muy exacto en algunas ocasiones y algo «loco» en otras. Es cierto que al hacer deporte (ir en bici y correr un poco), se nota como aumentan las pulsaciones, pero también es cierto que estando sentado en el sofá a veces detecta hasta 140 ppm sin que haya un aumento staunch de la frecuencia. Es muy útil ver estadísticas diarias y semanales desde el móvil, o ver el progreso en todo momento durante el día (hay que activarlo desde el móvil para que la medida se realice en todo momento), pero no es fiable al 100%.

– El medidor de estrés es muy relativo. Se pueden responder preguntas al principio para «calibrar» lo estresados que somos, y a partir de esos datos determina si estamos pasando o no por un proceso de estrés en un momento determinado. Es curioso como realiza el proceso, pero no es muy fiable: durante estas dos semanas he tenido unas horas de muchísimo estrés por problemas personales y la línea no ha pasado del modo azul en ningún momento, indicando que estoy siempre relajado.

– El medidor de sueño sí es bastante exacto. Muestra los momentos de sueño REM, de sueño profundo y de sueño ligero, y saca conclusiones sobre el tema al mismo tiempo que da consejos. El único problema es que si estoy leyendo tranquilamente en la cama, puede llegar a identificar que estoy durmiendo, o si lo hago por la tarde, que estoy durmiendo la siesta. Si me despierto de noche identifica que me he despertado, pero solo si me muevo, enciendo el móvil o me levanto, si solo abro los ojos y me quedo media hora inmóvil, para el reloj sigo durmiendo (en modo sueño ligero, eso sí).

– Hay una gran variedad de actividades deportivas, y el sistema de medición es muy cómodo y práctico, pero si no eres un buen deportista, o no eres muy activo, no aprovecharás ni el 50% de todo lo que el reloj ofrece.

– La calidad del altavoz y del micrófono es muy buena. He respondido llamadas telefónicas con él y la otra persona ni sospechaba que estaba usando un reloj. No hace falta ponerse el reloj cerca de la boca para hablar, el micrófono captura el audio a medio metro sin problemas.

– La batería sorprende. Incluso con el sistema de monitorización de pulsación cardíaca 24h, consigo que llegue a los 3 días de batería. Es cierto que al hacer ejercicio devour algo más, pero no mucho. Lo que sí devour es la reproducción de música.

– Sobre la música: es uno de los grandes diferenciales del reloj, la posibilidad de tocar canciones guardadas en el propio dispositivo, pero sigue siendo más práctico tener auriculares bluetooth. La ventaja es que podemos ir al gimnasio sin móvil y escuchar la música con auriculares conectados al reloj, eso sí.

– Echo de menos más esferas. Ya lo he comentado en el vídeo. No podemos bajar esferas de Cyber internet y probarlas, ni comprar nuevas en ninguna tienda.

No tiene NFC, no está hecho para realizar pagos por las tiendas y sí para hacer deporte.

En resumen, es una buena compra. Cuesta menos de 250 euros, y se puede aprovechar mucho, pero no es perfecto, ni mucho menos.




Back to top