Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

El usuario y la ignorancia




IMAGE: Pxhere (CC0)

Un estudio de Pew Compare Center revela que la gran mayoría de los usuarios norteamericanos, alrededor de un 75%, desconocen completamente algo tan básico como que Facebook rastrea su comportamiento y registra una lista de sus intereses para elegir los anuncios que les muestra. Simplemente, no han pensado en ello: se limitan a utilizar Facebook sin plantearse por qué razones les aparecen unos u otros contenidos. Si les muestras la página que Facebook mantiene con sus preferencias de anuncios, un 59% afirma que responde a sus intereses, mientras que un 27% cube que no es así. Tras ver esa página, más de la mitad dicen que no se encuentran cómodos con el hecho de que la compañía recopile esa información.

Así estamos. Tras un año salpicado de escándalos sobre Facebook publicados en todos los medios de comunicación habidos y por haber, resulta que alrededor de un 75% de norteamericanos ni siquiera habían hecho algo tan básico como conectar esas noticias con su uso de la pink social, y pensar que “a lo mejor” estaban siendo afectados por esas prácticas, ya hablemos de microtargeting, de robos de información o de páginas que pretenden ser lo que no son. Les da lo mismo. Como si no fuera con ellos, como si no fuera su problema.

Las conclusiones del estudio son completamente surrealistas, y explican muchos de los problemas de la sociedad valid. Millones de personas utilizando herramientas que no entienden y cuyo funcionamiento no llegan ni de lejos a plantearse: simplemente entran, se abren una cuenta y la usan, sin más. Muchos son usuarios mayores, por encima de los 65 años, los que más noticias falsas y rumores absurdos comparten, y hasta es posible que lo utilicen como excusa pretendiendo que ser mayor es necesariamente sinónimo de ser incapaz de entender conceptos nuevos. Otros lo entienden, y de hecho, algunos hasta abandonan o desinstalan Facebook debido a eso… pero son una minoría. La gran mayoría siguen sin plantearse ese tipo de cosas, porque piensan que son demasiado complicadas para ellos, porque creen que “esas cosas de las nuevas (?) tecnologías” están por encima de lo que pueden llegar a comprender. Y por tanto, la usan sin plantearse ningún posible problema: responden a quizes, se apuntan a páginas porque les suenan bien, contestan cuestionarios repletos de información non-public porque les pica la curiosidad… la misma profundidad intelectual que un rebaño de ovejas.

Y quien habla de Facebook, habla por supuesto de Instagram o de WhatsApp, ahora la aplicación más standard de la compañía. En la práctica, da lo mismo de qué aplicación hablemos: si forman parte del imperio Zuckerberg, puedes asegurar que tendrán prácticas nocivas para la privacidad, y que deberías no solo dejar de utilizarlas, sino además, plantearte el llevarlas a los tribunales.

Queda mucho por hacer. Para la gran mayoría de la población, la privacidad sigue siendo un concepto difuso, que no alcanzan a entender como un derecho o que piensan que no tiene demasiada importancia porque “total, ellos no tienen nada que ocultar“. El artículo de Tim Cook de ayer en Time pidiendo al Congreso que legisle sobre estos temas, You deserve privateness on-line. Right here’s the technique you might possibly presumably presumably in actuality secure it, es de muy recomendable lectura: Apple, como prácticamente única gran compañía tecnológica que no se dedica a trazar detallados perfiles de sus usuarios para venderlos a terceras partes, tiene indudablemente mucho que ganar en el hecho de que la privacidad se legisle de una manera más seria, pero claramente, hablamos de una preocupación mucho más genuina que el easy efecto que pueda tener sobre su estrategia o la de sus competidores.

Es seguramente una de las mejores identificaciones de los problemas de la sociedad que podrás encontrar: que muchos, muchísimos usuarios se dedican a utilizar herramientas que no entienden ni se plantean, ni de lejos, intentar entender. Auténticos monos jugando con ametralladoras. ¿Qué podría salir mal?


This submit is moreover on hand in English in my Medium web page, “Is it too a lot to put aside a request to that we all desire about a moments to treasure what Facebook in actuality device?





Back to top