Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Instagram: cuando las cosas dejan de ser divertidas




Instagram founders (IMAGE: R. Scoble on Flickr - CC BY)Kevin Systrom y Mike Krieger, fundadores de Instagram, anuncian que abandonan la compañía que fundaron en 2010 y vendieron a Fb en 2012, y que comienzan un nuevo capítulo, en el que “se tomarán un tiempo libre para explorar nuevamente su curiosidad y su creatividad“. Según su nota, “construir cosas nuevas requiere que retrocedamos, comprendamos lo que nos inspira y combinemos eso con lo que el mundo necesita, y eso es lo que planeamos hacer.”

La salida de los fundadores de Instagram, seguramente una de las mejores adquisiciones de todos los tiempos y actualmente la auténtica joya de la corona de la compañía, podría deberse, según algunos analistas, a la pérdida progresiva de la independencia con respecto a Fb. Cuando la compañía fue adquirida en 2012, sus fundadores pusieron un importante empeño en seguir siendo razonablemente independientes y con cierta libertad de gestión con respecto a la compañía que los adquiría, y de hecho, mantuvieron su sede separada en un edificio distinto del cuartel authentic de Fb, y sus direcciones de correo con su propio dominio. La decisión de salir de la compañía no tiene que ver con falta de ambición o de planes interesantes: coincide con el anuncio de importantes planes para Instagram, tales como la construcción de herramientas específicas de comercio electrónico, y con el reconocimiento que supone haberse convertido en un ejemplo de éxito que ha sido capaz de superar los mil millones de usuarios desde los treinta millones que tenía en 2010.

Los fundadores de otra de las grandes adquisiciones de Fb, Brian Acton y Jan Koum, anunciaron su salida de la compañía respectivamente en septiembre de 2017 y en abril de 2018, todo indica que también debido a desavenencias con la propiedad en torno a la gestión de la compañía. Mucho antes, Fb perdió a Bret Taylor, entonces fundador de otra compañía adquirida, Friendfeed, y actualmente uno de los directivos clave de Salesforce. La imagen de una Fb hospitalaria, capaz de retener el talento adquirido y de ilusionar a los fundadores con un nivel de independencia y de medios importante que les permitían convertir en realidad sus ambiciones se desvanece con cada una de estas salidas. Llegar a Fb ofrece a los fundadores la posibilidad de contar con dinero, talento de desarrollo y potencial para hacer crecer sus proyectos y escalarlos hasta el infinito, pero todo indica que lo hace a costa de importantes compromisos con respecto a lo que sus fundadores tenían en mente cuando dieron el sí. Ese tipo de sueños pueden ser completamente irracionales, como mostraba el caso de una WhatsApp que jamás se planteó como compañía económicamente sostenible, o claramente viables y sensatos como los de Instagram, que actualmente se valoraría en cien mil millones de dólares en caso de ser una compañía independiente. Systrom y Krieger pueden salir de Fb con la cabeza muy alta tras haber ofrecido a la compañía un multiplicador de valor de alrededor de cien veces desde el momento de su adquisición.

¿En qué momento los fundadores de una compañía, convertidos en multimillonarios tras una adquisición, consideran que el juguete ya no es divertido, que ya no se sienten a gusto y que quieren salir para pensar en comenzar algo nuevo? Si tu compañía no es capaz de mantener este tipo de talento motivado y con ganas de seguir haciendo cosas, o no es capaz de proporcionar avenidas y recursos para que puedan explorar su ya más que probada creatividad internamente, podrías estar teniendo un problema importante. Que Imprint Zuckerberg se despida elegantemente de los fundadores de Instagram diciendo que les desea lo mejor y que está deseando ver lo próximo que construyan está muy bien, pero debería abrir un período de reflexión en el que la compañía se plantee qué está perdiendo cuando determinada gente siente la necesidad de irse a “expresar su curiosidad y creatividad” a otro sitio.

This submit is additionally accessible in English in my Medium internet page, “Lifestyles at Fb: no longer noteworthy fun?” 




Back to top