Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Así está regulado el patine eléctrico en España




Durante los últimos días, la prensa nacional se ha hecho eco de los patinetes eléctricos y su regulación en las ciudades españolas. Estos vehículos son una novedad en las ciudades de España; tanto que son muchos los ciudadanos que desconocen cómo usarlos correctamente.

¿Qué es un patinete eléctrico?

Los patinetes eléctricos son patinetes al uso, con la diferencia de incluir un motor eléctrico. Marce Castro, usuario de este tipo de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), relata que los más conocidos son los de Xiaomi; la marca china parece haberse hecho con el dominio del sector.

Estos patinetes suelen alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h y logran una autonomía de entre 15-25 km; sin embargo, es una característica que depende de cada modelo.

La autonomía depende mucho de la conducción de los usuarios, puesto que no es lo mismo una persona de 60 kg que otra de ninety; además, el consumo no es el mismo en terrenos llanos o pendientes. Los patinetes eléctricos se cargan enchufándolos a la corriente, como cualquier dispositivo cotidiano.

Xiaomi

Regulación inexistente

Estos patinetes están calificados como Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y carecen de una regulación específica. Hace dos años la DGT emitió la Instrucción 16/V-124, en la que se incluyen una serie de consejos; sin embargo, el peso de su regulación recae sobre los Ayuntamientos de cada territorio.

La DGT considera estos patinetes electrónicos como vehículos, lo que impide que circulen por aceras y espacios de peatones. Aún así, los patinetes no llegan a calificarse como vehículos de motor; esto es, el permiso de circulación y el seguro no son necesarios para su conducción. Del mismo modo, la DGT recomienda su uso en calzadas; aunque, insiste en que las autoridades municipales podrán establecer los criterios y prohibiciones que crean oportunos.

La DGT divide los patinetes eléctricos basándose en su velocidad máxima, masa y otros factores, creando tres categorías: A (hasta 20 km/h), B (hasta 30km/h) y C (hasta 45km/h). La mayoría de los patinetes que observamos por las calles de España pertenecen al grupo A.

MichaelGaida en Pixabay

“Los patinetes eléctricos no son un juguete”

Castro explica el gran desconocimiento existente en la sociedad sobre estos vehículos, tanto por los ciudadanos como por los órganos públicos. Este amante de los patinetes señala que “los patinetes no son un juguete”, haciendo referencia a los usuarios que circulan a grandes velocidades por las aceras.

Lo que comenta Castro es una realidad y puede generar multitud de situaciones de peligro. Los gobiernos de cada Comunidad Autónoma ya trabajan en regularizar la situación de los patinetes electrónicos; sin embargo, hay ciudades que parecen querer facilitar su uso y otras que todo lo contrario.

PublicDomainPictures en Pixabay

La guerra de Lime en Valencia por sus patinetes

Lime es una empresa de alquiler de patinetes eléctricos que ha sufrido una narrate guerra en Valencia. Allí, la policía ha requisado casi un centenar de patinetes por no contar con los permisos suficientes para ocupar la vía pública. Pese a esto, Lime sigue sacando sus patinetes a las calles.

Los políticos de la Comunidad Valenciana están barajando distintas opciones; aunque, posiblemente se establezca una licencia y el pago de tasas.

Lime

 Normativa de Madrid en proceso

Tras lo ocurrido con Lime, el gobierno de Manuela Carmena ha decidido odd los patinetes electrónicos de Madrid. La nueva Ordenanza de Movilidad, que aún no ha sido aprobada, adoptaría las categorías de la DGT: A, B y C.

Los tipo A podrían round por: ciclocalles, calles residenciales, carriles bici protegidos, pistas bici, aceras bici y sendas bici. Los patinetes tipo B podrían round por aceras bici, sendas bici y zonas 30 de coexistencia; mientras que, los tipo C podrían round por zonas 30 de coexistencia y todas las vías a menos de 30 km/h, ciclocarriles y parques públicos permitidos para bicis.

mcaumel en Pixabay

Barcelona como ciudad ejemplar

Barcelona es la ciudad más adelantada en la regulación de patinetes electrónicos. La normativa entró en vigor en julio del año pasado y regula la circulación y estacionamiento de estos vehículos. En la Ciudad Condal también se contemplan leyes enfocadas a empresas de alquiler tipo Lime; sus usuarios han de round con guía y utilizando casco.

Que otras ciudades tomasen ejemplo de Barcelona sería una muy buena señal para los usuarios de patinetes eléctricos.

Foto destacada: Lime

La entrada Así está regulado el patine eléctrico en España aparece primero en Omicrono.




Back to top