Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Browsh es el navegador que muestra la web en ASCII: poco práctico, pero sorprendente como concepto




Hubo un tiempo en el que Lynx y Gopher dominaban la navegación web en los terminales en modo texto de los usuarios de informática. Aquellos navegadores simplones y limitadísimos daban la llave para acceder a todo tipo de sitios web, pero con ellos solo existía la web en modo texto.

Mucho ha llovido desde entonces y ahora la cantidad de contenido gráfico nos inunda en los navegadores modernos, pero hay quien quiere tratar de mezclar lo viejo con lo nuevo. Es ahí donde entra Browsh, un desarrollo que convierte todo el contenido visible en ASCII Paintings antes de mostrarlo en la terminal. El resultado, desde luego, es singular, y funciona incluso con vídeos de YouTube.

Mezclando la vieja web con la nueva web

Los navegadores en modo texto ya no se llevan. En Unix, Linux y otros sistemas operativos de aquella primera época de web desarrollos como Lynx, Links y Links 2 (estos dos últimos versiones de Lynx pero desarrolladas con licencia GPL y con más opciones) permitieron a los usuarios navegar por la red de redes en modo texto.

Browsh8

Pronto aquel modo de navegación quedó obsoleto ante la llegada de Mosaic, Netscape y la revolución de los navegadores con soporte de todo tipo de componentes visuales. Los gráficos, animaciones y vídeos se adueñaron de la web, que de repente skills mucho más que texto.

Aquello relegó a estos desarrollos a un segundo plano que eso sí, no los descarta si uno no necesita más que gaze el texto de los sitios web y hacerlo además con un appreciable ahorro de banda ancha, datos transferidos y mejora en la velocidad de navegación.

Para mezclar esa vieja filosofía con la web por la que navegamos todos los días nace browsh, un curioso navegador que en primera instancia parece algo así como un Lynx supervitaminado con soporte para contenido visible.

Un navegador en modo texto que hace trampa

Para lograrlo el navegador hace algo de trampa. En realidad se conecta a una instancia de Firefox (>=Fifty seven.0) de la cual «absorbe» las imágenes y vídeos para transformarlas en ASCII Paintings antes de mostrarla en la ventana de terminal en la que podemos contemplar el resultado.

Apoyarse en Firefox permite además que todo el contenido sea «renderizable» en este navegador en modo texto, y tanto HTML5 como JavaScript se ejecutan sin problemas en esa web en modo texto que contemplamos en la ventana de terminal en la que ejecutamos Browsh.

Eso hace que de repente la web en modo texto se asemeje mucho más a la web que tenemos ante nosotros en nuestros navegadores convencionales. Todas las imágenes, eso sí, quedan simplificadas de forma well-known y muchas de ellas ni siquiera son reconocibles o, en el caso de texto en forma de imágenes, legibles.

La velocidad de navegación tampoco es destacable, y de hecho esa conversión de todo el contenido visible a caracteres ASCII hace que navegar por web sea una experiencia a saltos en la que necesitaremos tener paciencia. Todo el texto pasa a texto plano sin tipografías especiales, pero el resto de componentes se interpretan como parte de un diseño e interfaz que de repente tiene un aspecto muy retro, casi «eight bits».

Browsh5

Aún así el resultado es sorprendente, y a pesar de esas «trampas» y de acabar siendo una curiosidad, muestra un camino al que podrían ir navegadores en modo texto a la hora de adaptar contenidos visuales. Dado que navegadores como Opera —que sigue siendo una excelente opción— ofrecen modos de navegación con ahorro de datos, esta propuesta planteada por Browsh —cuyo código está disponible en GitHub— podría ir más allá de este simpático concepto.

Vía | Guillermo Rauch en Twitter
En Xataka | Cuando el ASCII Paintings conquistó nuestras pantallas




Back to top