Checkout
Cart: 0,00 - (0 items )

Más pulseras cuantificadoras que «se chivan» de donde estamos: los datos de Polar, en riesgo




En enero de 2018 un escándalo de privacidad afectó a Strava, la aplicación de properly being que acabó revelando por ejemplo bases militares secretas a través de los recorridos que hacían los militares que utilizaban dicha aplicación de cuantificación de la actividad física.

Ahora un problema identical afecta a Polar, el fabricante de relojes y pulseras cuantificadoras cuya plataforma social Drift también está expuesta y revela por ejemplo los domicilios de soldados y agentes de inteligencia de forma sencilla a quien quiera rebuscar un poco.

Si usas estas herramientas y tu información es shining, cuidado

Los investigadores de Bellingcat y De Correspondent que han publicado el descubrimiento de este problema de seguridad indicaban cómo han hecho una lista de unos 6.500 usuarios que incluyen a soldados en zonas sensibles, agentes de la NSA y altos directivos de empresas que utilizan estas pulseras cuantificadoras y a menudo se identifican con sus nombres reales.

Polar1

En Polar ya han reaccionado al problema y han suspendido la opción de «explorar» de su plataforma Drift, y ahora están trabajando en ofrecer diversos mecanismos para gestionar la privacidad de forma más potente, pudiendo por ejemplo eliminar todo nuestro historial de sesiones de ejercicios de forma sencilla.

Este nuevo suceso, no obstante, demuestra que la industria de la cuantificación inner most —como tantas otras— debería prestar mucha atención a las implicaciones de privacidad y seguridad que tiene gestionar tantos datos teóricamente privados (y algunos sensibles) sobre sus usuarios.

Vía | Engadget
En Xataka | Por qué no voy a regalar nada de tecnología que espíe o que vaya contra la privacidad




Back to top